Vertido de Gasoil activo seis meses después

Hace ya tiempo tuvimos la oportunidad de leer un artículo en Diario Sur en el que vecinos de la barriada malagueña de Campanillas pedían soluciones ante un vertido de gasoil que seis meses después de su ocurrencia aún contaminaban varios pozos de agua potable.

Todo este incidente comienza en octubre del año anterior cuando la Guardia Civil se percató de un importante robo de combustible que una banda organizada estaba llevando a cabo en el oleoducto de la Compañía Logística de Hidrocarburos que suministra combustible al aeropuerto de Málaga. La técnica empleada para esta sustracción consistía en realizar un agujero en la canalización que transporta dicho suministro. En total se contabilizaron 156.000 litros de combustible que se sustrajeron a la compañía, sin embargo se desconoce la cantidad que fue filtrada al acuífero subterráneo, cuyos daños están aún por determinar.

Como se deduce de estas líneas y como podemos leer en el citado artículo se trata de un auténtico desastre medioambiental que debe ser valorado y peritado por técnicos que puedan proponer soluciones y medidas preventivas ante este tipo de daños en el medio ambiente.

Las familias de la zona se quejan de la falta de información y de la tardanza de la puesta en marcha de técnicas de remediación, sin embargo hay que decir que este tipo de accidente o daños al medioambiente son difíciles de controlar y erradicar en periodos de tiempo corto.

 Actualmente la situación está rodeada de incertidumbre ya que los vecinos afectados se quejan de la falta de información y de la desorganización en la labores de descontaminación. Es tal el contexto actual de descontento que parte de los afectados han iniciado contactos con profesionales del derecho para realizar las correspondientes reclamaciones y erradicar la situación actual de desconocimiento generalizado.

Cada vez son más los accidentes que se producen con el Medio Ambiente como principal afectado, sin embargo, siempre que se afecta al entorno natural también se pone en peligro la integridad de la población. Es por esto que todos estos sucesos deben ser tratado de la forma más profesional posible, apostando siempre por especialistas y por supuesto integrando los procedimientos necesarios de erradicación con los comunicados informativos obligatorios cara a los afectados.

 Si tienes alguna consulta sobre un accidente o daño medioambiental en tu comunidad o quieres saber más sobre esta temática profesional escríbenos a mail@peritacionesambientales.es