Denunciando la Intrusión Lumínica

Acudiendo a las defecciones propuestas en las normativas de Comunidades Autónomos en relación a este fenómeno encontramos que la intrusión lumínica se define como la forma de contaminación lumínica consistente en la emisión de flujos luminosos que exceden del área donde son útiles para la actividad prevista e invaden zonas en que no son necesarios y en que pueden causar molestias o perjuicios.

De un modo más simplificado y entendible por todos se puede definir la intrusión lumínica como un fenómeno contaminante artificial que tiene lugar cuando la luz procedente del alumbrado exterior penetra a través de las ventanas en el propio domicilio, ocurriendo esto de forma innecesaria e incontrolada.

Reflexionando sobre esta breve definición la mayoría de los lectores se sentirán identificados con este tipo de contaminación. Cada vez más esta problemática se está trasladando al campo de la Salud Ambiental, lo cual se entiende perfectamente cuando se conocen los problemas que ocasionan relacionados con el sueño y la falta de descanso, lo que se pone de manifiesto con el aumento de las bajas laborales prolongadas por este tipo de afecciones.

Son muchas las personas que conocedoras de este concepto de Intrusión Lumínica solicitan estudios e informes técnicos para poder iniciar un procedimiento judicial contra los responsables o simplemente solicitar la modificación de las condiciones irregulares existentes, algo que debería hacerse con una mayor regularidad para evitar los impactos negativos en el ser humano y en el medio de la Contaminación Lumínica.

Si la condiciones que han sido expuestas en este artículo se asemejan a una situación actual propia o si estás interesado en conocer más de este tema estamos a tu disposición en mail@peritacionesambientales.es