Admitida a trámite la denuncia contra el anillo ferroviario de Antequera

La Fiscalía de Medio Ambiente ha admitido a trámite la denuncia presentada por agricultores, vecinos e Izquierda Unida contra la ubicación del anillo de ensayo y experimentación ferroviaria que Adif pretende construir en Antequera y comarca. Esta denuncia contempla la posibilidad de que «la construcción del circuito de pruebas pudiera ser constitutiva de un delito contra los recursos naturales y el medio ambiente».

Así lo dieron ayer a conocer el diputado andaluz y coordinador provincial de IU, José Antonio Castro; el presidente de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja) de Málaga, Carlos Blázquez; el secretario general de COAG en Málaga, Juan García Villalba, así como representantes vecinales afectados por el proyecto y el exdiputado Antonio Romero, en calidad de portavoz de la plataforma. «El proyecto vulnera normativas como las leyes básicas estatales del suelo, la ley de patrimonio rural y diversidad y la ley del desarrollo sostenible del medio rural», detallaron desde la plataforma creada contra el proyecto.

Desde la plataforma alertaron además de que «las catas geotécnicas que se realizaron en la Sierra de Humilladero indicaban que había agua a diez y doce metros de profundidad, mientras que la construcción del túnel llegará a los 50 metros». Esta sierra, añadió el diputado andaluz, está conectada con la laguna de Fuente de Piedra, una de las más importantes de Europa.

Los demandantes coincidieron en señalar que «no están en contra del proyecto, sino de su ubicación». Además, añadieron que «con las nuevas tecnologías es muy fácil conectar el centro de pruebas con el de innovación del Parque Tecnológico de Andalucía (PTA) y el taller de los Prados, implicados en el proyecto».

El Ministerio de Medio Ambiente dio el pasado mes de noviembre el visto bueno al estudio de impacto ambiental del proyecto de ensayo y experimentación ferroviaria de Antequera escogiendo la alternativa de trazado conocida como 1C. A este estudio se presentaron más de 2.000 alegaciones, entre ellas, desde Asaja, que ya han solicitado una reunión con la nueva ministra de Fomento, Ana Pastor, para tratar de cambiar la ubicación.

Se tendrá que estudiar el caso para ver si realmente se comete un delito contra el medio ambiente, ya que hay una cantidad de partes implicadas en este asunto.

Fuente: La opinión de Málaga, Fotografía Flickr: Por los caminos de Málaga